Macaulay Culkin " Mi Pobre Angelito " de la fama al fracaso

Hace más de un año le dieron solo seis meses de vida. Pero sigue vivito y coleando. De niño conoció la fama y el dinero. Pero las drogas le están por matar.
 
Era un genio, después de “Mi Pobre Angelito” quedó como estrella y nadie hubiera imaginado que su vida estaría marcada por tragedias y la ruina. El abuso de las drogas está consumiendo al actor. Su ruptura con la actriz Mila Kunis, la muerte de su hermana en un accidente y la de un amigo suyo sumergieron a Macaulay en un lamentable estado de salud.
Se enganchó a los antidepresivos y a la heroína, a tal punto que los médicos temen por su vida. Hace casi dos años le dieron solo un pronóstico de seis meses más de vida. Podría acabar con un trágico final como el de Amy Winehouse o Whitney Houston.
El joven dejó de actuar a los 14 años y su papá, Kit, fue el encargado de controlar todo lo que había ganado con “Mi Pobre Angelito” y “Ricky Rincón”, hecho que enfrentó a padre e hijo. Kit está muy preocupado por la salud de su hijo y no quiere pronunciarse al respecto.
 
Ya en 2004 fue arrestado por posesión de marihuana y su consumo de drogas era evidente desde hacía tiempo. Su madrastra, Jeanette Krylowski, lamenta esta recaída.
 
Después de sus líos judiciales, siendo ya adulto, pudo hacer tres películas, pero todas fueron un fracaso.

Facebook