Imprimir esta página

El salsero Marc Anthony y la estrella Jennifer López finalizaron hace varios días su proceso de divorcio

El salsero Marc Anthony y la estrella Jennifer López finalizaron hace varios días su proceso de divorcio y, como parte de los acuerdos, los hijos de la expareja no podrán ser expuestos a la explotación de la fama.
 
En una cláusula del divorcio, ambos artistas de origen puertorriqueño prohibieron convertir a sus gemelos Max y Emme “en un espectáculo público”. Para evitar que esto le ocurra a los mellizos de seis años, tanto Marc como J.Lo deben hacer sus “mejores esfuerzos” con el fin de evitar que los paparazzi los sigan y tomen fotografías, según reporta TMZ. Se informó que deben proteger a los niños de "organizaciones de noticias y fotógrafos agresivos".
 
El acuerdo del divorcio establece que Jennifer López tendrá la custodia primaria de los niños. Mientras, Marc podrá compartir siete días al mes con sus hijos, pero tiene que estar en compañía de las nanas de los pequeños.
 
Fuente: Nuevo Día.